domingo, 16 de noviembre de 2014

PIES DE SIERVO








Misión “Pies de Siervo” (Feet of Servant)
Presidente: Fredi Ramos
Es de sumo gozo servirle a Dios y servirle a todos aquellos que Dios así nos lo permite. Gracias a Dios por este privilegio, y por poner a nuestro lado hermanos con un corazón sencillo y dispuesto a trabajar en la viña del Señor.  Es nuestro deseo poder cumplir con Dios y sembrar la preciosa semilla del evangelio, además de ayudar en todo aquello que nos sea posible a las vidas con necesidad.

Las misiones han nacido en el corazón de Dios. Su primera y más grande misión ha sido rescatar al hombre del pecado. Para esto, ha llamado hombres y mujeres que lleven el evangelio, además de comisionarlos a muchas otras tareas con el fin de llegar al mundo entero a través de misiones particulares.

Misiones es la práctica de lo que Cristo nos dijo: “Id y predicad el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:15) y Mateo 25:25-40 donde dice: “Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Fui forastero y ustedes me recibieron en su casa. Anduve sin ropas y me vistieron. Estuve enfermo y fueron a visitarme. Estuve en la cárcel y me fueron a ver.  Entonces los justos dirán: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, o sediento y te dimos de beber?  ¿Cuándo te vimos forastero y te recibimos, o sin ropa y te vestimos?  ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?  El Rey responderá: «En verdad les digo que, cuando lo hicieron con alguno de los más pequeños de estos mis hermanos, me lo hicieron a mí.”

Esa comisión es para HOY. El hombre y la mujer que toma este mensaje se convierte en un creyente que ha decidido marcar la diferencia ante tanta apatía y vagancia de muchos que profesan ser cristianos. Tales personas se convierten como vocero apto para impartir el evangelio efectivamente, y como hacer la obra misionera y amar a los pobres.  Las misiones son una función directa de la iglesia local.
·         Las misiones son  una función y responsabilidad directa de la iglesia local.
·         Las misiones son el latido del corazón de Dios.
·         Sin misiones no habría ninguna redención para la humanidad; el hombre estaría perdido y deshecho.
·         Sin misiones no habría iglesia local.
·         Es la responsabilidad de la iglesia y el creyente promover más y más lejos el Reino de Dios a través de Misiones.

Dios llama a familias como la tuya, para que sean misioneros hasta lo último de la tierra. Sin embargo, no todos son llamados a ir a África, China, o algún otro remoto y desolado lugar de la tierra, pero todos podemos y debemos estar envueltos y comprometidos a las misiones; después de todo es el latido del corazón de Dios.

Dios puede hacer de nosotros como hizo de Abraham, una bendición para aquellos alrededor nuestro, influyéndolos para la causa de Cristo. Dios nos quiere, quiere nuestro tiempo, nuestros talentos y nuestros tesoros. Que seas un misionero en el lugar donde vives. Nunca serás un misionero en el lugar donde estas, extendiendo la mano a las almas de hombres, mujeres y niños con quien estas en contacto todos los días.

Puedes estar envuelto y comprometido apoyando a otros cristianos que han ido a tierras extranjeras con tus oraciones y finanzas. Habrá fruto que abunde en tu cuenta, Filipenses 4:16-17.

Misiones: UN TRABAJO ESPECIAL PARA CREYENTES CON CORAZONES ESPECIALES DISPUESTOS A REALIZAR LO QUE DIOS HA SI DESEE.

Es un gozo y un honor como presidente de este departamento de misiones trabajar para Dios con todo mi corazón y servirle de igual forma en todo lo que pueda y según sea bendecido a las almas necesitadas. Misiones es demasiado abarcador. Las necesidades dentro del cuerpo de Cristo, como en el mundo que nos rodea. Sin embargo, nos disponemos a alcanzar metas y objetivos, paso a paso, pero firmes y seguros en Cristo Jesús.

0 comentarios:

Publicar un comentario