miércoles, 19 de noviembre de 2014

Reflexion: La Rebeldia


El Peligro de la Nueva Generación, y de las muchas Nuevas Revelaciones en cuanto a las Escrituras, han hecho que los mentados o llamados cristianos estén libres de exigencias, más bien es un cristianismo sin fundamento, sin testimonio, sin consagración. Obviamente al hombre proceder según sus propios razonamientos y lógicas se han encontrado con el espíritu de rebeldía.  Queriendo satisfacer sus propios deseos, siguiendo sus propias concupiscencias, vanidades ilusorias, y pensamientos inicuos trastornados por espíritus de error, y mente reprobadas en cuanto al conocimiento de Nuestro Señor Jesucristo. Queriendo hacer su propia voluntad, haciendo las cosas como quieran y lo sientan, sin contar con Dios. De manera que  sus caminos en su propia opinión y desenfrenos los lleva a un abismo profundo  en contra de Dios y su Santa Palabra.

Pero ¿qué es rebelión?

Rebelión o rebeldía  es irse en contra de las normas de una sociedad en nuestro caso es irnos en contra de las normas establecidas por Dios y su palabra. Es hacer nuestra voluntad, negarnos a cumplir ciertos requisitos, establecidos  para guardar la paz con Dios y nuestro prójimo. Irse en contra de los justos juicios y decretos mandatos y leyes dadas por Dios acarrea maldición, y consecuencias desastrosas. Es encontrarse con los justos juicios de Dios, su ira, y su castigo eterno preparado por nuestras rebeldías.  Todo esto por el simple hecho de no someternos, escuchando y obedeciendo a Dios, y no a nuestros caprichosos deseos carnales y mundanos.


La falta de sometimiento a las autoridades delegadas por Dios también es rebeldía, el no escuchar consejos cuando se nos dice algo que sabemos que es verdad y que está entre los planes de Dios es rebeldía; el decir, este o esta no tiene que decirme nada yo sé lo que hago es rebeldía. Dios usara muchas veces a otras personas para hablarnos, como autoridad delegada trayéndonos mensaje y cuando no lo escuchamos o ignoramos ese consejo será rebeldía. El pensar que nosotros tenemos ya el conocimiento de la verdad, la capacidad y la madures suficiente para  guiarnos nosotros mismos y creer que lo que decidamos hacer, según nuestro YO egoísta;  es REBELDIA.  El no contar con Dios por dirección y hacer las cosas obstinadamente es rebeldía.

La biblia dice en 1era de Samuel  15:23 Que la rebeldía es considerada como pecado de hechicería. En otras versiones bíblicas dice que es considerado como adivinación y como idolatría la obstinación, el querer hacer nuestra propia voluntad mantendrá el YO vivo; nuestro ego se obstinara hacer lo que va en contra de Dios y lo establecido por el.

Cuantas veces Dios nos habla y no queremos oír su voz, o hacemos lo contrario a lo que él nos dice, no solo es rebeldía sino que acarrea juicio. Seamos pues sensibles a su voz llamándonos y exhortándonos a guardar su palabra, vivir en obediencia, sometimiento a Dios, una vida de Santidad y consagración absoluta, sabiendo que nuestra redención se acerca.
Considera tu vida y tus caminos y ve si lo que estas pasando ahora es por hacer propia voluntad , o nada más ni nada menos que la voluntad de Dios

0 comentarios:

Publicar un comentario